VIAJE A GRANADA VII – La Madraza

 

La Madraza de Granada, también llamada Yusufiyya, Casa de la Ciencia o Palacio de la Madraza, fue la primera universidad con la que contó Granada. Fue inaugurada en el año 1.349 por el rey nazarí Yusuf I de Granada

       Situada en la que actualmente se domina calle de los Oficios, la Madraza se encontraba en uno de los sitios privilegiados de la ciudad, junto a la Mezquita Mayor y la Alcaceria, la zona más noble del comercio. Entre sus profesores podemos citar a Ibn al-Fajjar, Ibn Lubb, Ibn Marzuk, al-Maqqari, Ibn al-Jatib, impartían, entre otras, enseñanzas de derecho, medicina y matemáticas.

         Hoy en día la Madraza  pertenece a la Universidad de Granada, dedicándose casi todo el edificio para actividades culturales. Así mismo es sede de la Real Academia de Bellas Artes de Nuestra Señora de las Angustias.

      Su arquitectura, como todas das obras de Yusuf I, esplendorosa, con portada de mármol blanco cuyos restos se conservan en el Museo Arqueológico de Granada. El edificio se organizaba a partir de una alberca central,. Dentro del mismo destaca la sala del Oratorio musulmán del siglo XIV y en planta superior el salón de los Caballeros XIV que conserva un impresionante armadura mudéjar del siglo XVI en la sala que sirvió como lugar de reuniones de los regidores de la ciudad tras la conquista.

           Entre los poemas que la decoran podía leerse. “Si en tu espíritu hace asiento el deseo del estudio y de huir de las sombras de la ignorancia, hallarás en ella el hermosa árbol del honor. Hace el estudio brillar como estrellas a los grandes, y a los que no son los eleva a igual lucimiento.”

          La Madraza funcionó como Universidad hasta finales de 1.499 o principios de 1.500, pues en las Capitulaciones, tras la conquista castellana, se hacía constar que la Madraza seguiría funcionando como tal. Pero, hacia finales de 1,499, con la llegada a Granada de Gonzalo Jiménez de Cisneros, la política de tolerancia y cumplimiento de las Capitulaciones que había venido desarrollando el arzobispo Hernando de Talavera fue sustituida por la conversión forzosa.

           Esta nueva política llevó a la sublevación de los moriscos, concentrados sobre todo en el Albaicín. La ocasión fue aprovechada por Cisneros para asaltar la Madraza, cuya biblioteca fue llevada a la plaza Bib-Rambla y quemada en hoguera pública. Una vez expoliada y clausurada, el edificio de la Madraza fue donado por Fernando II de Aragón en 1.500, para el Cabildo (Ayuntamiento).

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividades. Guarda el enlace permanente.